Tras tres años de recuperación, se pone en libertad al Milano Real que fue abandonado y encontrado en una caja de cartón que dejaron los expoliadores de un nido en el suroeste de la región, en una estación de servicio de la carretera M-501.

Luis Asúa (viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio), le fue brindado el honor de proporcionar la emancipación al ejemplar en Valdemorillo (Madrid).

El  Milano Real ha sido radiomarcado tras haber pasado por un periodo de recuperación en el que han sido necesarios varios tratamientos veterinarios en el Hospital de Grefa después de que fuera expulsado de su nido. Esta ave será incluida en el programa de estudio y seguimiento de la especie que realiza la Comunidad de Madrid en el marco de las medidas encaminadas a la conservación y mejora de las poblaciones en la región.

El viceconsejero ha destacado que el ave irá provista de un radiotransmisor, que permitirá conocer aspectos de su ecología y biología para poder actuar si se detecta alguna amenaza. Con este milano son seis los ejemplares marcados con transmisores. Los cinco anteriores lo fueron con satélites GPS. Uno de ellos terminó criando en la Sierra de Guadarrama, de cuyo nido volaron dos jóvenes milanos reales. Uno se marcó en el nido con GPS.

Milano real

Existe una población en el este de la provincia y valle medio del Jarama de aproximadamente 300 ejemplares. Ha desaparecido la invernada del Sur de Madrid y posiblemente la escasa población situada hacia el oeste pertenezca a la población residente.