¿Habitación individual o doble? ¿Solo o acompañado? Evidentemente que la decisión final de cada estudiante es lo más importante y lo que cuenta, pero si tienes muchas dudas y no sabes que hacer a la hora de realizar la matricula para alojarte en tu residència per estudiants aquí tienes algunos consejos. El primer año suele ser el más duro para un estudiante universitario, ya que implica una nueva vida, adaptarse a un nuevo entorno, nuevas personas, y nuevas normas.

Ello implica que se aconseja conocer el mayor número de personas posible, interaccionar satisfactoriamente con el resto de compañeros y estudiantes del recinto, por ello la experiencia ha demostrado que al menos el primer año se aconseja compartir habitación con otra persona. Esto facilita al estudiante conocer gente y no sentirse solo, pudiendo estar acompañado de alguien todo el año que este fuera de su hogar. En el caso de que no conozcas a nadie, y no sepas con quien compartir habitación, en la propia residencia universitaria te asignarán un compañero con quien tengas las mismas inquietudes, que realice los mismos estudios, los mismos gustos y preferencias, o los mismos cursos.

Claro está que se trata de una decisión completamente personal, y somos nosotros quienes debemos sentirnos a gusto con nuestra elección, y tener bien claro si preferimos tener mayor intimidad y tranquilidad en una habitación individual o bien si preferimos estar acompañados y nos aislarnos en nuestro dormitorio al no conocer a nadie en los primeros días de clase.

Las dos opciones cuentan con amplias ventajas para el estudiante, de modo que haz tu lista de prioridades indicando que tiene más beneficios y ventajas para ti, tener un propia habitación o compartirla con otro compañero. Tú eres quien debe decidir lo que más te conviene e interesa cada uno de los años de estudios que vayas a realizar alojado en tu residencia universitaria.

2013-04-24 12 03 35