Desgraciadamente, la gran burbuja inmobiliaria provocó un exceso en la elaboración de viviendas por todo el país que dio lugar a la aparición de algunas constructoras que con la única intención de poder llenar sus bolsillos construyeron con materiales de peor calidad a la prometida a los clientes, lo cual ha dado lugar a la aparición de infinidad de problemas estructurales en muchas viviendas en escasos años.

También en ocasiones, a causa del paso de los años, las edificaciones van haciéndose viejas y requieren revisiones regulares para comprobar que todo está correcto y no hay riesgo de derrumbe, problemas de aluminosis, y demás. Para ambas situaciones y muchas otras, es conveniente contratar los servicios de arquitectos profesionales que puedan indicar de forma fiable el estado concreto del edificio, por ello se recomienda realizar una inspección tecnica de viviendas que puedan tener problemas que supongan un peligro para los habitantes de las mismas.

Problemas tan habituales como las grietas en las paredes o techos pueden ser controladas por profesionales que indiquen si se trata de un problema grave o algo común. Duerme tranquilo con tus seres queridos contratando una ITE que evalúe detalladamente el estado del edificio para poder verificar de forma fiable su estado de conservación. Y es que lo más importante es la vida de las personas que habitan el edificio, es por ello que resulta indispensable realizar este tipo de inspecciones para comprobar que todo está correcto.

Además de la vida y salud de las personas, que no es poco, también hay que asegurarse que la vivienda cumple con toda la normativa vigente al respecto, ya que hay que garantizar la calidad y seguridad de la edificación. Los informes realizados podrán puntuar con cuatro ‘calificaciones’ diferentes: Muy grave (No apto para vivir), Con deficiencias graves, Con deficiencias leves y Sin deficiencias. Controla el estado de tu edificio, y olvídate de problemas.

2013-05-16 12 12 42