curso de negociacionDe acuerdo con recientes estudios, la mayoría de los directivos exitosos llegaron a un nivel alto dentro de la empresa gracias a su capacidad para negociar. Este es un proceso interesante que implica el desarrollo de una capacidad para comunicarse de manera efectiva, persuadir al interlocutor e integrar al personal involucrado en la producción. Y aunque algunos posean estos dones naturales, siempre es importante realizar un curso de negociación.

Los institutos reconocidos que se dedican a formar profesionales en esta materia insisten en que la verdadera clave del éxito se encuentra en la preparación. En este sentido, si realmente desea incrementar sus niveles de productividad y lograr un mayor número de acuerdos favorables, debería estudiar recibir el asesoramiento de los expertos.

Un buen negociador no es quien complace al equipo que representa, sino aquel que demuestra su esfuerzo y dedicación para alcanzar las metas trazadas. En otras palabras, a pesar de que los resultados no se obtengan de inmediato, se convierte en ese motor que impulsa al resto del grupo para conseguir los objetivos y procura conquistar la ganancia máxima.

La adaptación: una llave que abre mil puertas

Las diferencias de origen, personalidad, formas de pensar, emociones, creencias, etc. afectan directamente sobre las negociaciones. Por lo tanto, quienes tengan esta responsabilidad deben tener en cuenta el contexto en el que se desenvuelven, para poder diseñar un plan estratégico efectivo que no perjudique a la contraparte.

Varias investigaciones concluyeron que la cultura es un factor que causa un fuerte impacto a la hora de la negociación. Por ejemplo, mientras los españoles negocian a partir de las emociones, como si se tratara de una competición que debe ganar; los anglosajones apelan a lo racional para convencer a los clientes, como si tienen que resolver un problema desde el raciocino.

Por este motivo, es fundamental que las personas interesadas hagan un curso para que aprendan a adaptarse al entorno, desarrollar habilidades propias para enfrentar todo tipo de desafío y plantear mecanismos de interacción que le ayuden a alcanzar las aspiraciones. Negociar es una ciencia que se estudia para tener un mejor desempeño, por lo que se convertirá en una excelente inversión.

Tagged with: